domingo, 30 de junio de 2013

REENCUENTRO


¡¡¡Era él!! ¡¡No podía creerlo!! Había pasado mucho tiempo, pero estaba seguro de que era él.

Lo tenía delante, casi podía olerlo...
Recordó sus manos cuidadosas, suaves; su canturreo matutino, siempre de coplas de amor fatal; sus chistes, tan divertidos, mientras iba colocando cada cosa en su sitio.
Su visita era el mejor momento del día, el mejor despertar a la rutina de la inmovilidad.

No podía dejar pasar la oportunidad, tenía que saludarle, seguro que él también lo recordaba.

Dio un paso adelante con la mano levantada, el golpe contra el cristal del escaparate hizo saltar la alarma.

Con este soplo participé en el Vendaval de Microrrelatos 2013. Vendaval 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada